Vladimir Brontis

Monday, December 11, 2017

Tamiz: cruce de lo corpóreo e incorpóreo y forma significante


Recordando experiencias plásticas anteriores, como prototipos volumétricos, he pensado en el concepto de iluminación programable. Recuerdo las tres estrofas y sus posibilidades de iluminación en el Bar Restorán Chancho 6, donde las presentamos.
También el estudio de la penumbra en el teatro chino, y haber aplicado iluminación desde el centro de uno de estos prototipos, en la instalación “Linterna de Papel”. En las últimas experiencias, he pensado en la aplicación de luz en forma externa.

Fenómeno de luz propia y luz externa
He pensado así, para esta oportunidad, en la forma tangible como un tamiz, o cernidero. Que los haces pasen por estas erosiones, aportando significado.
Como marcas de reloj de sol, dejar referencias corpóreas en que se asiente la luz, inmaterial.
Y calzar lo inmaterial en los intersticios tangibles, dar asiento.
La arquitectura luego es medir, rellenar lo exacto, dar calce, engoznar.


Dibujo superior: Esquema de un proyector de transparencia. Las lentes condensadoras (izquierda) sirven para colimar el haz de luz. La lente proyectora (derecha) desvía la luz que ha pasado por la transparencia, para producir una imagen ampliada (que es real e invertida).


De pensar en marcas de reloj de sol, al revés, llegué a la idea de proyectar sobre el prototipo como si fuera un telón, penetrando en sus planos quebrados.
En la ocasión anterior construí un proyector casero, con lupas, y con la luz e imagen invertida de un teléfono, pintando de negro el interior de una caja. El resultado fue aceptable, aunque el nivel de luminosidad del celular solo permitía apreciar la obra prácticamente en penumbras, deshaciéndose el efecto al abrir las cortinas, o prender la luz, por ejemplo. Era una escultura a oscuras.


Interesado, he buscado adquirir recientemente proyectores. Desde luego la idea no es ser oneroso sino acercarse a lo científico. 1200 lúmenes me han parecido bien para que la escultura se aprecie mejor por sí misma bajo luz natural. En este sentido, a lo mejor uno tiene como referencia mental salas con lupas, y grandes cristales, al modo de instalaciones de Olafur Eliasson, por ejemplo. Desde nuestra realidad, sin embargo, pienso que focos LED con buena intensidad, y económicos, servirán. Iremos al concepto.
He pensado en dos focos, o fuentes externas, sobre letras volumétricas. Dos de los versos.
En conjunto el prototipo puede ser un muestrario de letras, letras diversas. Búsqueda de belleza formal más allá del significado.
Y luego el significado vuelve sobre la forma, al ser iluminada.


La escala de proyección: diferente tamaño a diferente distancia

En el dibujo superior, se muestra un calculador de pantalla, propuesto por el fabricante del proyector, que vincula los parámetros de distancia y tamaño del telón, en centímetros. Con cable HDMI es posible conectarse al PC, de modo que ha sido entretenido, y los cálculos de tamaño han podido ser más exactos, al tener una buena interface.


Por el tamaño actual del prototipo, el proyector puede ser legible a 150 cms. Y el calce de las letras puede ser prácticamente exacto, pudiendo crecer a otras escalas, porque de hecho es para eso. Así se da lugar a proyecciones con más calidad, sin perder luz, sin perder color.


Rellenar “huellas”: estudios de tipografía
Terminar de “construir con luz” puede ser a la vez una oportunidad para replantear la tipografía, en forma más libre.


Probar con letras quebradas y más libres, al modo del constructivismo, sería interesante.
También he pensado, por otro lado, que el futuro puede traer la holografía, y ésta ser aplicada en arte y arquitectura, en la vida cotidiana. La holografía como pantalla virtual en su desmaterialización trae menos peso, y puede ser más portátil y manejable, y apagarse dejando solo la huella del soporte.


Así pienso cuál puede ser el aporte desde los recursos que se disponen. Pienso, asimilándolo a arquitectura, en el prototipo escultórico, como “plaza dura” y en los versos proyectados como “instalaciones livianas provisorias”. Puede ser una buena asociación.


Prácticamente con la luz de la pieza encendida, el proyector ha demostrado continuar con buena visibilidad (lo que era difícil con la versión casera), pudiendo apreciarse a la vez mejor el prototipo.


Reflexiones y primeras conclusiones en el camino: forma y poética
Este partido abordado en los últimos artículos se me ha ocurrido al pensar en el concepto de lenguaje y arte.
Nuestro entorno contemporáneo es lenguaje aplicado. Optimización por sobre las formas naturales indeterminadas. En este sentido el lenguaje tiene un poder de articulación, convoca los actos y lo que construimos, es la forma como se organiza la realidad para hacerla habitable. Por consiguiente debe haber una ética, subyacente. Si construimos debe haber un impulso que nos guía para hacernos fuertes, no decaer. La poética es parte de una ética.
Así no me gusta, por aquello, empezar a parecer oneroso y alejarse del sentido social. Tendría que tener ideología entonces.
Más allá del “poder” que otorga el lenguaje, pienso en el sentido: ayudar a la gente a sobrevivir, salir de los instrumentos de dominación, tan usados en el propio lenguaje. De esta forma las asociaciones no sean impositivas.
El estado natural es sobrevivir en la naturaleza. Construir para vivir, dar vida, un sentido simple, que a veces se olvida.
La moralidad luego es evitar una cultura de la muerte. Mantener la integridad de las personas.
Volviendo al partido mostrado y su fase actual, la idea es que plantee una continuidad con las otras instalaciones y prototipos. Sincronizar materialidades distintas va a ser un tema: algunas formas se tocan y otras no. Y elaborar lugares con estos recursos. Creo que para allá voy.


Saturday, September 16, 2017

Percepción de escala y luz

Compuesta de una parte material, objetos sólidos aparentemente al azar, y de otra inmaterial, la luz y la sombra, la obra de la artista japonesa Kumi Yamashita consigue formas insospechadas. En esa estrategia combina el uso de la perspectiva bidimensional, en el sólido, con la proyección de la sombra, generando una escultura, un objeto artístico, que trae perfiles, antropomorfismo, rostros.


Original e ingeniosa, en su obra son interesantes las fotos desde ángulos distintos: aparecen los relieves y pliegues necesarios para la sombra. Desde otras perspectivas, eso es prácticamente imperceptible, mientras que en la cercanía aparece la deformación y el aparente azar.


Esta deformación, aspecto ilegible, o indeterminación aparente es la solución o trastienda de lo que se muestra: lo escenificado en cambio es una nueva imagen, asociable, reconocible. Es lo determinado, medido. Me parece interesante la diferencia entre la “presentación”, y la trastienda, que puede cobrar otra estética, más compleja.
Más información:
http://www.bastisimo.com/puede-que-parezcan-simples-objetos-al-azar-en-la-pared-pero-cuando-se-iluminan-se-crea-arte/
http://www.santiveri.com/es/cooltura/kumi-yamashita-esculturas-de-sombra
http://www.esgalla.com/blog/arte-con-sombras/

Cambios de escala y cambios de luz
Pienso que en las obras plásticas que propongo debe ser importante la iluminación, de ser instaladas en un interior.
La sombra duplica y multiplica. Los objetos reflectantes también.
Un edificio es distinto dependiendo de si se iluminan los elementos verticales u horizontales, así puede ser otra forma de tener una lectura de éste.
Una sombra puede duplicar una letra o una palabra, y esto es posible de medir, en tamaño, duración. Medir la amplificación, el cambio de escala. Abajo: ejemplo de cartel para advertir de la exposición solar, a la hora de mayor radiación. Nótese que las letras horadadas están al revés, en ambos sentidos.


Versos en negativo
Usando este mismo criterio sería posible proyectar versos en negativo, en las ideas que se han expuesto. Así la luz proyectada puede ser una forma de pintar letras sobre un paño en la penumbra, y ambos se funden, en forma momentánea. Una forma de movimiento. Tipografías transitorias.


Letras proyectadas al revés, como trastienda, y su aplicación sobre el prototipo o poema tridimensional (arriba). Incorporar un nuevo mensaje sobre un fondo predispuesto, interactuando con éste. Me ha hecho pensar por otra parte en la tecnología del proyector.

Olafur Eliasson, límites de arquitectura y arte
Olafur Eliasson es un interesante ejemplo de artista que propone temas de arquitectura. Salas iluminadas con proyectores de luz, interacción con el visitante, reflejos. Inspira buscar referentes en la ciencia, la obra como una investigación.


Recursos de espejos, reflexión y proyección. Instalación de Olafur Eliasson, arriba. Peter Struycken, NAI Rotterdam. Pilares de hormigón visto coloreados con fluorescentes, abajo.

Si la intuición es un comienzo, la ciencia puede aportar respuestas. Y estas respuestas funcionan como optimización progresiva sobre las formas de la realidad. Llegamos, muchas veces por necesidad, a las leyes físicas, universales. Conocer principios lógicos, hará optimizar lo circundante, nos hace crecer en tecnología, y nos puede hasta salvar la vida en determinadas ocasiones.


Esquema del proceso de la percepción visual
Fuente: “La iluminación artificial es arquitectura”, de Eduard Folguera Caveda, Adrià Muros Alcojor

Letra proyectada con luz
En principio intuitiva, pero con base en la ciencia, la percepción de la luz puede ser usada en los espacios cotidianos, y alcanzar un uso cada vez más racionalizado. Lo interesante de la proyección, pensándola formalmente, desde afuera, es que a la vez de ser transmisión de luz es cambio de escala.
Fenómeno que puede tener un uso interesante, al dominarse parámetros como factor de crecimiento, intensidad, transparencia. Vale decir, tener medida y dominio de ese cambio de escala.
El concepto de positivo y negativo también es relevante. Pensar al revés es algo común cuando se construye. Es cosa de recordar los moldajes del hormigón, por ejemplo. Por último, también pasar de lo ilegible a lo legible adquiere significado, y abre una veta: no comprender a comprender.


Del reducido tamaño de una diapositiva a su crecimiento en la pared a través de la proyección de la luz. Arriba, “In order to control”, instalación de NOTA BENE Visual, en la cual las siluetas en movimiento, de los visitantes, parece que cortaran el texto en el suelo, trasladándolo a la pared, la cual funciona como pantalla. Tipografía, y movimiento inspirador.

Tipos plásticos de letras a través de la palabra sueño
En esta búsqueda de recursos tipográficos, dentro de la última vertiente que he seguido en mis prototipos, me encuentro distintos tipos de expresión, que se podrían clasificar: horadada, volumétrica, pintada, proyectada, reflejada, traslúcida.
Anteriormente, viendo cómo funcionan las mesas de luz, había llegado a la instalación dedicada a Andrés Sabella, donde se podían leer versos iluminados desde abajo, como una lámpara.


Llego finalmente, en esta ocasión, a la idea de la proyección externa, tomando el poema tridimensional como pantalla, donde bajo una penumbra neutra (ni a oscuras ni a pleno día) el haz de luz se fundiría con las tipografías volumétricas.


Tipografías transitorias, aplicación de letras proyectadas sobre el prototipo.
Llama la atención que la letra proyectada puede variar de tamaño, hasta ajustarse a su lugar en una pantalla, que en este caso sería tridimensional, de planos a diferente distancia.


Con el conocimiento de estos recursos en el próximo post espero presentar la obra completa

Saturday, June 24, 2017

Muro cortina: de la física al partido


En el presente artículo procuro cerrar el círculo del poema a construir físicamente, en forma concreta y tridimensional. Los versos son cuatro, articulándose en un cuarteto. Al buscar aproximarse a la arquitectura, como se ha enunciado, el concepto es pensar planos horadados, como una erosión. Y sugerir elementos soportados sobre otros soportantes, lo cual me lleva a recordar nuevamente el recurso del muro cortina. Visualizar lo liviano y lo pesado, lo resistente, lo que sostiene. Y a la vez dejar caer un plano, una tela, superponer.


En esta concepción, las letras podrían salir de lo pesado, empotradas en lo soportante, mientras los planos cuelgan y las dejan ver. Una vestimenta.
También me recuerda la idea de expresión de esfuerzos en la forma, a modo de ventisca, de oleada, de forma telúrica.
Esfuerzos que también recuerdan un tipo de paradigma: las cosas que se van y las que se aferran. Las ideas principales, lo que se trae consigo, y por otra parte lo que se descuelga. Ordenar de acuerdo a un esfuerzo puede traer muchas imágenes. El universo, querámoslo o no, se ordena de acuerdo a leyes físicas.

Erosión: un cuarteto
“Se llena de haces diagonales y reincorpora”
En esta oportunidad, el cuarto verso, horado y sobresalgo en ángulo. Los caracteres emergen de un interior. Y las piezas se incrustan hasta conformar el total.


Sostener
Lo más pesado sostiene lo liviano, y nuestros movimientos y equilibrio se condicionan, dependiendo de esta física, en un principio de soporte o contención. Como recurso que se desprende, es posible la expresividad en “lo cargado”, permitiendo grados de libertad, al transmitirse las cargas al suelo.


Imagen superior: Edificio Zero, complejo Orona Ideo, en Hernani, España, de X. Barrutieta, E. Goikoetxea, J. de la Fuente, S. Pérez. Emplea un muro cortina modificado, en montantes, y ventanas de cubierta. La fachada es cilíndrica, en un diseño con tres tipos de triángulo: opacos, traslúcidos, transparentes. En esta modificación se sustituye el montante original rectangular por uno trapezoidal, facilitando fabricación y montaje.
https://www.wicona.com/es/es/Actualidad/fachadas-wicona-en-el-complejo-eco-eficiente-orona-ideo/


La danza, en imágenes de ballet, o patinaje, puede considerarse un modelo paramétrico: estados de movimiento múltiples, que admiten rangos o parámetros, mientras las cargas se transmiten al suelo en equilibrio. En el patinaje, por ejemplo, se encuentra equilibrio solo con apoyo de las piernas, y el contrapeso momentáneo de las extremidades, que ayudan a girar o trasladarse. Parámetro indica estados similares, de movimiento de sectores de la estructura.
Este contrapeso de la extremidad, como estructura más liviana, puede verse aplicado en arquitectura, evocando estados transitorios de movimiento, que se cristalizan.


El diseño de la imagen superior corresponde a la Casa de Cultura de Romo, y sugiere acantilados, a través de fachada vidriada y chapa perforada, proyecto de Aitor Elorduy y Gabriel Chapa. Se utiliza el sistema de muro cortina R50SG, que permite planos de vidrio continuo, soportados por perfiles de dimensiones mínimas. Propone de esta forma doble piel: una de vidrio hacia el interior y una volumétrica hacia el exterior, mediante piezas de acero corten, que aportan una particular superficie, además de contribuir al comportamiento energético racionalizado.


Celosías y pieles superpuestas
En las imágenes vistas lo colgado puede aportar expresión de movimiento. Arriba, por ejemplo, la foto refiere la solución de fachada para las torres Al Bahar en Abu Dhabi, Emiratos Árabes. Cada una de las torres presenta doble piel, donde la capa exterior incorpora paneles triangulares, que forman un modulado hexagonal, donde la apertura se regula de acuerdo a la intensidad solar. El envolvente está sujeto por marcos independientes, fijados a dos metros de distancia desde la fachada interior.
La fisonomía del edificio así está en transformación, mientras el consumo de aire acondicionado se reduce.


Expresar: el lenguaje
Mientras el cuerpo que sostiene está en tensión, comprimido, el cuerpo liviano (femenino) extiende los brazos, suele hacer gestos, expresa.
Colgando algo liviano, aparecen proyectos con aspecto de estructura resistente, y elemento portado, a modo de primer plano, telón o cortina.
Cortina que es oscilante, movible. Al respecto, como imagen, la ropa de las personas, hace las veces de piel flotante.

Diagonales
“Se llena de haces diagonales y reincorpora”
Volviendo al lenguaje de las letras traspasando planos, elaboro mi cuarto prototipo, marcado por la palabra “diagonales”.


Fuego, salto de ballena, olas, erosiones. Se buscan elementos livianos sobre una base resistente.


La escultura parece más en suspensión que la arquitectura. Parece ser el antecedente inmediatamente más libre.
https://www.artpeoplegallery.com/mysterious-flying-sculpture-by-emilia-bogucka/


Volver al inicio: hunde sueño umbral diagonales…
Me agrada así que se cierre el círculo, con esta palabra, “diagonales”, cumple con el ciclo de la naturaleza, marcando un resurgir, un reanudarse.

Actos de fe
Lo que reluce en algunos se llama fe
Como agua rauda a borbotones
Manantial enorme que esplende
Mientras otros solo se dejan querer
Por la llovizna o regatean demasiado
Preconcebido, esperable
Como quien atestigua misterios
Diciendo aquí está, lo vi, venga otro
Como quien pasa la vida en eso
Cuánto impacienta decir yo voy

Siempre en la mañana, en el comienzo
(la poesía es el comienzo)
En el festejo inagotable y nuevo
De una navegación infinita derramando colores
Noche fusionada en otro sistema solar
Constelaciones de estrellas que brillan
Miles de años atrás en el vaivén
Una paleta de mimesis, hilo de bruma en el agua
De dibujos transparentes

Amanecen desde el espacio
En una faja radiante y un arco
Resplandece en las ventanas
Que dicen que el sol está
En los reflejos
Justo detrás de los cristales
¿Lo viste? Salió con los humildes
¿Lo viste? Llevaba un traje solar

Así en el presente artículo se ha enunciado el tema de ir de la física a la idea, expresando los eventos de ésta en la forma. Presentaré este prototipo en la próxima oportunidad, procurando incorporar el último tema que me ha interesado: cómo lo afecta la luz, cómo se lee cóncavo y convexo, por ejemplo. Puede ser interesante abordar el tema de la iluminación de las esculturas.



Saturday, April 15, 2017

Fachada y distancia


La puerta en las iglesias, desde el período románico, tiene un importante papel. El concepto de prohibición y defensa resulta claro en retranqueos, y molduras decoradas. La detención paulatina, que también tiene que ver con una forma novedosa de aprovechar espacios intermedios, entre interior y exterior, protege un interior que se considera de recogimiento, o sagrado.
Se trata de precaver la asechanza del mal, representado en el demonio, a través del sucesivo despliegue y sus elementos, sus símbolos.
https://blade_runner.blogia.com/2005/092002-la-portada.php
Léxico de los símbolos, Olivier Beigbeder.


http://oculimundienclase.blogspot.cl/2010/09/partes-de-una-portada-romanica.html
El retranqueo así va “deteniendo” la entrada del demonio, en la concepción románica de las puertas a las iglesias.
La cita a esta solución, con la que voy introduciendo este post, viene del recuerdo del traspaso afortunado de interior a exterior, llevando al tema de las fachadas permeables, de la “amortiguación” del exterior.


Con este tema subyacente, el traspaso, lo permeable, es que abordo las etapas del último prototipo que he concebido, y que he estado presentando en los últimos artículos.
La fachada tiene una distancia o rango para apreciarse bien, y muchos arquitectos a través de la historia han trabajado este punto. Pueden aparecer incluso elementos en la escala de “fachada”, que se difuminan o no se aprecian tan bien en la escala de “cercanía”. La fachada así es una “presentación”, que sugiere aspectos del interior. Pero no necesariamente se percibe igual a las distintas distancias de ella.
El retranqueo de las letras, en el caso de mi prototipo, así sería perceptible en la escala cercana, donde importa la forma, mientras a la escala de la fachada importa el mensaje.
… “Cruzando un umbral que el viento erosiona”


El sinfín o lo infinito en arquitectura
http://www.infinitodevenir.com.ar/lo_inf.html
La arquitectura puede volverse infinita a través de patrones repetidos, duplicando, y al cambiar la escala de lo duplicado aparecen los fractales.
Recursos de iteración, matemáticos. Si bien el infinito no existe (al menos en lo palpable), y lo que se construye es la percepción, es claro que se evoca la amplitud, lo interminable.
Una fachada también puede comunicar sensación de profundidad, a través de transparencias, o aperturas. Comunicar la distancia existente tras su plano de límite.


Patrones de generación del Pabellón Serpentine Gallery 2002 (arriba), de Toyo Ito: el algoritmo de un cubo que se expande mientras rota, generando triángulos y trapezoides, con una permeabilidad que otorga una percepción de movimiento repetido infinitamente. Atmósfera, luz y sombra se resuelven en un mismo elemento, en una continuidad.

Entrever
Pienso distintos conceptos de horadación y apertura, y repaso referentes modernos, que aborden esta idea en forma variada.


La letra como el ojo de la llave:
Las dos fotos arriba corresponden al pabellón para la exposición National style, Prague (2013), de los autores A1 Architects, que presenta obras de arte.
La instalación incorpora colores, y textos, donde algunas letras se conciben como vanos, a través de los cuales los asistentes descubren las obras, mirando por las perforaciones de algunas de éstas, como una cerradura, o puerta entreabierta.
http://www.a1architects.cz/en/works/national-style


“Havel Elementary School”, en Berlin, Alemania (2009), de Augustin und Frank Architekten (arriba, alzado abajo), es interesante por la dinámica y peculiaridad de los vanos, y su eficiencia energética. La ventana se presenta como un fragmento extraído.


El proyecto es básicamente la ampliación de una escuela primaria, incorporando aulas, sala multiuso, comedor, cocina. Se destaca en la intervención el contraste de fachadas, en distinto grado de apertura, y el original lenguaje de horadación, irregular.
http://www.baunetz.de/meldungen/Meldungen-Schulerweiterung_von_Augustin_Frank_in_Berlin_905417.html


El arquitecto japonés Toyo Ito, visto anteriormente, realiza entre 2002 y 2004 el edificio TOD, en Tokio, donde busca que la fachada funcione como su propio soporte estructural, inspirándose para aquello en los árboles, al ser "objetos naturales que se soportan por sí mismos". Siguiendo estas ideas, es que diseña el pabellón Serpentine Gallery, de Londres, el cual incorpora aquellos complejos patrones con aspecto azaroso, pero que se derivan del cubo que se expande y gira: una generación matemática.
"Los numerosos triángulos y trapecios formados por este sistema de líneas que se interceptan en la fachada están planeadas para ser transparentes o traslúcidas, dando la sensación de movimiento repetido de forma infinita", señala la descripción del proyecto.
http://noticias.arq.com.mx/Detalles/14805.html#.WOpnkYg1_IU


Recordé entonces las estrofas de mi instalación en MDF (arriba), y vi las letras Stencil de otra posible manera: como objeto formal, no solo como mensaje. Qué pasaría luego si el número 1 fuera un vano, quebrado, una grieta tras la cual se vieran letras pintadas, o volumétricas. Luego la posible variabilidad de planos podría ser una veta, que enriquecería las “estrofas tridimensionales”. Plantear la grieta, la erosión. Ver a través.

Lambe lambe: la caja escénica
En torno a la escala del detalle, de la cercanía inmediata, y a la perspectiva y sensación de profundidad, resulta atractivo el teatro Lambe Lambe, originario de Brasil, como espectáculo dentro de una caja con pequeños muñecos y objetos animados. Es bonita la idea de la caja escénica: descubrir un mundo en miniatura. “Asomarse” a un mensaje, a una historia. Ver qué puede haber en un interior. Mirar a través de una rendija.


La caja, neutra, introduce en el interior a nuevas distancias, cambiando la escala de percepción de forma radical, pero siendo todavía reconocible. El traspaso en este caso es un límite, enteramente un contraste. Habría que pensar así como los teatros grandes, con asientos: también se concentran en un escenario. Luego las salas de teatro no tienen ventanas porque el escenario es su ventana.


Letras y planos
“Cruzando un umbral que el viento erosiona”
La erosión predominante en todo el prototipo construido, en este verso enfatizaría la palabra umbral. ¿Qué pasaría si uno pudiera caminar los capítulos de una novela? Sería cálida la arquitectura, luego fría, o al final misteriosa, si estuviera siguiendo los “capítulos”, cada uno en su carácter.


Ir girando levemente la apertura, como una especie de diafragma, y disponer las letras en la profundidad, es la generación que se me ocurre para la palabra “umbral”. Y luego su subsistencia al separar las piezas, aún perdiendo o alejando las letras.

Asomarse al escenario diminuto, ¡ansiedad teatral!



BR... UMAL... unión y separación de piezas
Lo que se trataba “Linterna de Papel” (instalación y homenaje a Andrés Sabella, que realicé hace un tiempo) es que en la oscuridad la gente descubría y leía poesías, del autor: a contraluz y trasluz, en el soporte de un objeto modernista, que en mi opinión podría ser del gusto del poeta, dada su biografía. Leer descubriendo, lo que también se explora en el actual prototipo. Ir de la forma en sí misma, arquitecturizada, al mensaje.
La última idea que se me ha ocurrido, y con la que trabajaré: ¡pocas letras volumétricas! Que no todo sea igual, establecer un contraste con las pintadas…
Pienso que en el próximo artículo presentaré el cuarto verso, que rematará el cuarteto. Y así se podrá vislumbrar el total.


Distancia entre piezas: cercanía y separación (abajo)